Cambios 28/06/2015

Para esta semana he realizado muchos reajustes, hay cambios en los libros: Orcos y Goblin, Enanos, Enanos del caos, Condes Vampiro, Elfos oscuros, Hombres bestia, Demonios del caos, Reinos ogros, Guerreros del caos, Reyes funerarios y el reglamento.

Los cambios son reajustes que se pueden resumir en lo siguiente:

- Eliminación de la regla de las monturas en los portaestandartes de batalla.
- Cambio en la furia asesina, el arrasamiento sigue siendo obligatorio, pero solo si tienes una unidad a la vista, si no la unidad con furia asesina se reorganiza para ver a una unidad enemiga, sigue siendo muy incontrolable pero siempre ira buscando una unidad para combatir o matar, nunca arrasara a lugares sin sentido como fuera del campo de batalla o contra un obstáculo impasable.
- En un desafió los ataques de las miniaturas que luchen en el podrán atacar siempre, incluso si la miniatura a la que atacan muere por un ataque de diferente iniciativa, pero a la miniatura del desafio, aunque este muerta, destrozando su cadáver, y las heridas producidas se utilizaran para la regla Acobardamiento.
- Subida de puntos en Tanque de vapor, Demonio de hierro y Aplastagoblin.
- Eliminación de la regla francotirador de los comehombres.
- Añadidas habilidades o poderes vampiricos a Caballeros sangrientos, Vargulf y Carruaje negro. Concretamente Sangre veloz y Honor marcial por 5 y 1 punto a sangrientos, Sangre veloz,  regeneración oscura y poder de penetración por 25, 30 y 5 puntos al Vargulf y Aura de majestad, Encarnación de la muerte y  del miedo por 25, 25 y 20 puntos.
- Corrección de las reglas de las ratas ogro acorazadas.
- Bajada de Resistencia a 5 del Caldero de sangre.
- Bajada a 4 de la fuerza del Cañón estremecedor de los enanos del caos.
- Bajada de puntos a 260 del Destructor Kdaii y de un punto de liderazgo Iniciativa y Habilidad de armas, a cambio se sube su Resistencia a 7.
- Ninguna unidad de veteranos, circulo interior, Grandotez o desgarradores podrán ser unidad principal.
- Reajuste del saber rúnico.
- Los Gor de hombres bestia pueden usar mayal o mangual (2 y un punto respectivamente) y pueden transformar una unidad en Desgarradores (+1 a la Fuerza y +2 ptos)
- El escuarzo alado se le puede añadir Regeneración 5+ por 15 puntos y aliento de fuerza 2 con -2 a la salvación por armadura por 20 puntos.
- Carros de tukgor con salvación por armadura de 4+.
- Bajada generalizada de puntos de los hombres bestia en general.
- Aplastaalmas con Movimiento 6.
- Bajada de la resistencia a 4 de la Montura demoníaca.
- La esfinge vuelve a tener Resistencia 8, la necroesfinge mantiene Resistencia 7.

Además de esto se han corregido erratas y malinterpretaciones de todos los libros. Espero disfruteis los cambios.

Relato: El despertar

El despertar
En el gran salón del palacio se sintió el poderoso aullido del volcán. Había vuelto a entrar en erupción después de más de un siglo. Bel-Ethan miro por la ventana alterado. En los últimos meses la magia que fluía por el mundo había aumentado, sus sentidos de hechicero lo hacían vibrar por dentro, y hacer sentir una profunda calidez proveniente del Aqshy, el viento rojo del Fuego crecía por su tierra junto a todos los demas. El mundo cambiaba a una velocidad alarmante.

Sabía que la guerra bullía por todo Ulthuan, ejércitos oscuros provenientes del norte destruían su sagrada tierra. Sentía como del norte llegaba toda esa alarmante cantidad de magia. Él junto a un destacamento de su orden se habían quedado en su montañosa tierra para cuidar su bien más preciado, los Dragones. Y la esperanza parecía llegar en esos tiempos oscuros.
La misma magia que fluida de los polos hacia que el poder de los rituales de despertar de estas poderosas bestias fueran más esperanzadores, aunque aún ninguno de los más poderosos dragones habían atendido a la llamada de los Magos dragón. Los volcanes volvían a arder y el corazón de los dragones parecía responder ante ellos, el monte de Vaul fue el primero en empezar a bullir al comienzo de la guerra, y desde que estallo el monte en llamas cada uno de los volcanes de las montañas de Caledor lo habían seguido.


Bel-Ethan se dispuso a descender a la cámara de los dragones, en las entrañas del volcán junto con el resto de la orden convocada por un poder en su interior. Al llegar a su destino Bel-Ethan observo la poderosa gruta, con las enormes siluetas de los Dragones durmientes.
-Empecemos con el ritual, parece que en esta ocasión podremos lograrlo, la oleada de Aqshy es enorme y ya todos los volcanes han empezado a vomitar su fuego- Dijo el Sumo sacerdote dragón Athriel a su Orden.

Bel-Ethan y el resto de sacerdotes entonaron el ritual, una laboriosa salmodia que adquiría poder con cada palabra. El mago notaba más que nunca como los poderes del viento rojo se arremolinaban a su alrededor y fluían con una fuerza inusitada al interior de los Dragones. La salmodia fue cogiendo fuerza y el viento se torno fuego a su alrededor, toda la gruta parecía tornarse en llamas. Llevaba más de 300 años realizando el ritual y dicho resultado nunca se había producido, el poder mágico del mundo estaba creciendo a pasos agigantados. Los labios de Bel-Ethan se tensaban con cada palabra de poder, en su pecho crecía el poder alarmantemente, amenazándolo con destruirlo, los brazos y las piernas parecían pesar como el plomo y su lengua se engarrotaba, pero no dejo de pronunciar las arcanas palabras. Para eso había sido entrenado y no fallaría. La magia, al crecer, también se hacía más inestable y peligrosa y amenazaba con hacerlo explotar desde dentro.

En el tramo final del conjuro el viento flamígero rielo con más fuerza. El poder reunido en su interior se filtro desde su interior a las enormes criaturas allí reunidas chamuscándole la punta de los dedos.  Su cuerpo se quedo extenuado tirado en el suelo con las fuerzas justas para respirar, sentía como si hubiese envejecido de pronto mil años. Algunos de los magos dragón de su alrededor, compañeros de más de un siglo se encontraban literalmente muertos, había tenido suerte pesa a lo deteriorado de su cuerpo.

Al acabar todo era silencio, la cámara se mantenía intacta, todo era quietud. Bel-Ethan sentía la decepción en sus entrañas, el lamento de los magos dragón se dejo sentir en la cámara. Todo había sido en vano, todo estaba perdido, no había esperanza…

Y entonces, cuando todo parecía perdido el volcán bajo sus pies entro de nuevo en erupción, la cámara se lleno de repugnantes vapores y el corazón de los dragones empezó a latir de nuevo, hasta el más grande de ellos se despertaba. La profecía se cumplía, en la última batalla asistirían los grandes dragones de Caledor.


Relato: El principio del Fin

Buenas, 
Aquí os dejo lo que será en un futuro el relato introductorio a el Fin de los Tiempos de Warhammer 8.5. Un trasfondo completamente nuevo y alternativo que espero que os guste: 

Primer relato: “El principio del Fin”

El demonio observo desde su prisión la marcha hacia el sur de los ejércitos de los dioses. El gran elegido comandaba las Hordas del caos y traía consigo la destrucción del mundo, un ejército con la única intención de hacer del mundo una extensión del Reino del caos, tan enorme que inundaría la tierra de caos. Millones de Guerreros y bárbaros del caos se unían a su estandarte. Junto a ellos los hombres bestia, los hijos verdaderos del caos, bramaban al sentir crecer el poder del caos. Los demonios se hacían corpóreos gracias al poder desparramado desde la herida en la realidad realizada en el norte. Los cuatro grandes se habían unido por fin, para perpetrar el Fin de los tiempos. Cuatro Grandes Demonios, los generales de las hordas de los dioses, se postraban ante el Elegido mortal. Los ejércitos de los dioses unidos por su estandarte. La Tormenta del caos había empezado, y traería el Fin de los tiempos, la época en la que los dioses del caos por fin se harían con el mundo. En las tierras más al sur la calamidad solo empezaba a sentirse. La plaga llegaba, las cosechas morían, los profetas del apocalipsis no paraban de surgir. La locura se apoderaba del mundo, los reinos caerían y al final todo sería Caos.

El demonio se retorció de odio, odio hacia los dioses que lo habían atrapado en esa prisión de magia, odio ante ese falso Gran elegido, que él mismo había coronado, cuando debía ser él quien comandara ese enorme ejercito. La magia en el mundo estaba creciendo ante el avance del Reino del caos, los portales de los polos se derramaban por el reino de los mortales. Dos grandes heridas en la realidad que traían al mundo el poder de los dioses. Y su jaula se debilitaba por minutos, las redes de magia se abrían y contraían...pronto encontraría un resquicio por el que poder escapar, y entonces ejecutaría su venganza. Traería la destrucción al mundo, se bañaría de nuevo en sangre mortal y seria su tiempo, el tiempo de Be´lakor, el verdadero Señor de la destrucción, Señor del Fin de los tiempos y Primer Príncipe demonio. Los Dioses se darían cuenta de su error y todo el poder sería suyo...muy pronto...muy pronto…